viernes, 11 de noviembre de 2011

EL RITMO DE TU VIDA

Sueña y dile a la misteriosa noche cuántos días te pensé, cuéntale de qué color era mi vida, mis sentimientos, mis ilusiones.
Sueña y pregunta en los recónditos y oscuros rincones cuantas veces escuchaba la lejana voz que infundía luz a mi vida.



Sueña con un mañana diferente donde la claridad te atrape entre besos, caricias y dulces miradas, donde el eco de una canción sea la espuma que recorra tu piel, donde un beso sea el néctar que endulce tus labios.

Sueña sin miedo y sin prisas, sin temor a la vida y al amor, buscando la brisa que refresque el rostro, mojando tus pies en la fría orilla del corazón renovado.

Sueña que eres el ritmo de una nueva vida, marcando cada minuto y cada eterno segundo de la existencia, haciendo del camino una eterna espera forjada entre virutas de ilusión.

Sueña despierta o dormida, mecida entre cálidos arrullos y dulces nanas, sumergida en aromas de coco y madreselva, entre aroma a amargo café y amor desgastado a besos.

Sueña en mágico día y en desconcertante noche, entre el frenesí de la locura y la paz de la cordura.

Sueña, sueña.....siempre sueña

1 comentario:

Mistral dijo...

Quién puede vivir sin soñar, Marimer? la vida en si, no es más que un sueño temporal lleno de sueños. Podemos soportar días sin comer ni beber, pero no podemos dejar de sóñar ni un solo segundo de nuestra vida.

Gracias por compartir de un modo tan hermoso, los sueños de tus sueños.

Besos