sábado, 26 de septiembre de 2009

DE MADRES A HIJAS


En las relaciones materno-filiales se suceden multitud de situaciones y experiencias que enriquecen y moldean nuestra forma de percibir la realidad.Éstas nos llevan a transformar nuestra psique y evolucionar, a través del conocimiento de las diferentes formas de ver la vida que nuestr@s hij@s llegan a percibir del mundo en que vivimos.Situaciones variopintas que nos transforman continuamente, proporcionando al alma tanto sensaciones que la acongojan, como otras que llenan de ilusión.
La complejidad de dichas relaciones nos conducen a conflictos y situaciones emocionales que, por su implicación afectiva, permiten el aprendizaje de nuevos modelos de conducta.
Aún así, siempre debe primar- sin dejar de ejercer el papel de padres educadores y correctores-el cariño, el amor, el respeto y la delicadeza en el trato.
Como muestra, os dejo algunas frases y reflexiones que tomo "prestadas" de grandes personajes. Espero que os gusten y os mando un deseo: "disfrutad de vuestr@s hij@s".

"El amor de una madre es fuerte,
pero el corazón de una madre es débil,
y subyuga gracias a su debilidad".
PAN BROWN

"El corazón de una madre es un profundo abismo
en cuyo fondo siempre encontrarás perdón."
HONORÉ DE BALZAC

"Como soy madre, soy capaz de sentirme horrorizada;
como nunca hasta que lo fuí".
MARGARET ATWOOD

"La primera vez que tu niña dice: "mamáaaa",
tu corazón se sobresalta, 15 años después,
desearías que bajara un poco el tono de su voz"
MARION GARRETTY

"Enfrentada con alguien que puede hacer daño a sus hijos,
la madre más ofensiva, dulce y cordial,ruge, muerde,
araña y lo amendrenta".
PAN BROWN

Os dejo también un vídeo de un grupo que descubrimos gracias a mis hijas.Espero que lo disfrutéis.

23 comentarios:

AnaLaprof dijo...

Ellos decían y aún dicen que soy la favorita... me veo mucho en ella y repito a mi hija frases que ella me decía...
Lo cierto es que nunca fui capaz de sacarla de quicio al extremo, ni enfadarla al extremo... soy la que apunta sus citas médicas y a ella le encanta.
Soy la que guarda sus libros del cole,sus viejas postales y su tesoro "su libro de calificaciones del intituto años 40-50...
Ya vermos qué pasa con mis hijas....

marimer dijo...

Seguro que si tienes más hermanos, a todos los quieren igual; solo que siempre se tiene más afinidad con alguno de los hijos, bien sea por carácter o porque tú te das más a ella.
De todas formas, enhorabuena por tener esa relación con tu madre y enhorabuena a tu madre por tener una hija que la quiere tanto.
!Qué envidia me das!, yo perdí a la mía antes de madurar y poder demostrarle lo mucho que la quería y la necesitaba.
Espero que nuestras hijas tengan el tiempo suficiente a nuestro lado para poder disfrutar de los momentos que tú aún vives.
Un beso, Ana

AnaLaprof dijo...

Amén, marimer, como tantas otras veces...AMÉN.
Un besico...tas mejor?

Dr. Baspelú dijo...

¿Piensas que las relaciones hijas-padre son iguales que las de hijas-madre?, ¿a qué edad nos quedamos fuera de esa relación? me refiero al padre, claro. ¿Cuando verdaderamente se prescinde de nosotros? ¿Sólo somos figuras decorativas en el estamento familiar con la falsa creencia de que somos inprescindibles?, ¿Solamente somos "el padre" y ya? ¿figura decorativa o importante de verdad? ¿sólo es válida la educación maternal (no me refiero al embarazo sino de la que proviene directamente de la madre)? La madre siempre se conoce al padre no... ¿Nos comportamos igualmente con los hijos varones que con las hijas, es igual la educación que les damos? y la madre ¿los trata por igual? educacionalmente se entiende... No se. Enhorabuena por el blog, cada día mejor. Saludos.

JORGE dijo...

Emocionante tarea la de ser padres /madres. Sentirnos correa de transmisión de todo cuanto recibimos de nuestros progenitores para darlo acrecentado a nuestros hijos, mejorado, aderezado con nuestra experiencia propia.

Lo difícil es decantarse por alguno de ellos; pues creo que cada cual te llena un espacio distinto, te evoca sensaciones distintas, paraísos distintos. Lo importante es siempre estar ahí como un mastil que presida su rumbo, como brújula brillante en la tormenta y sobre todo que se sientan seguros con nosotros, que no tengan miedo a saltar cuando la vida les de, por inercia, el primer empujón fuera del nido.

Eres una auténtica madraza, Marimer; y a las pruebas me remito.

marimer dijo...

Gracias por tu comentario Jorge, pienso que transmitir lo que nuestros padres nos legaron depende, sobretodo, de la forma de ser de los hijos y es tarea individual, ya que lo que con uno te da resultados, con otro hijo te puede fallar.
De todas formas, sí que pienso que hay que estar siempre presente en sus vidas, aunque solo sea observando, en la distancia, pero que sepan que al mirar van a encontrarse con nuestra mirada, nuestra comprensiva mirada, la que anhela que ell@s nos llamen para acudir en su ayuda.
Gracias por el cumplido, se hace lo que se puede.
Un beso, marimer

marimer dijo...

Bueno, querida amiga; mi vida es como la montaña rusa, lo mismo estoy en el cielo que en las profundidades más remotas.
Cosas de las hormonas, supongo.JA,ja,ja
Un besazo

marimer dijo...

Hola Dr. Baspelú: cuanto tiempo hace que no te veo por aquí; de veras me alegro de tu vuelta y de que participes en el blog con tus siempre sabios comentarios aunque, la verdad, hoy me lo has puesto bastante difícil.
Pienso que la relación de las madres e hijas es algo muy especial en la mayor parte de los casos que conozco; quizá sea porque se comparten experiencias y vivencias propias de la mujer e incluso a veces, roles impuestos por la sociedad en que vivimos.
Pero no es menos cierto que la relación con los padres(varones) suele ser más pura, aunque diferente.Quizás no se perciba como un acto de cariño o ternura, pero los padres ocupáis un lugar en el corazón de las hijas mucho más importante y menos materialista de lo que vosotros creéis.
Sois el ejemplo a seguir- aunque sus vidas las lleven por caminos totalmente diferentes a los vuestros-, sus referentes morales, su ancla en la vida,su incondicional apoyo y su fortaleza en las dificultades.
Ellas "saben" que sus padres siempre estarán ahí.
Algunas veces creemos que los hijos "pasan" de nosotros, pero esto es totalmente incierto; simplemente están buscando su camino, haciendo su hueco en la vida.
Sigue queriendo a tus hijas comsiempre has hecho, porque tú te lo mereces y ellas también.
Un beso, marimer

marimer dijo...

Ah, se me olvidaba: no, no es igual la educación emocional que se da a un hijo o a una hija; no debería ser así pero la realidad siempre supera a la ficción y no hemos evolucionado tanto como creemos.
Otra vez un beso

Dr. Baspelú dijo...

Juegas con ventaja, no se como pero me consta que sabes quién soy.Cracias por constestar mi comentario, tal vez no te hayas dado cuenta pero es la primera vez que lo haces. Estoy de acuerdo practicamente con todos los comentarios aquí expuestos, lo que dices tú, lo dicho por Jorge, etc. pero tengo que manifestar y hacer un poco de "abogado del diablo" que no salimos de los tópicos, de lo que debería ser, de lo que nos gustaría que fuera, de los planteamientos correctos bajo nuestro punto de vista, de la buena moral y costumbres (que, tal vez, nos fue impuesta)... y nos olvidamos de la realidad, de las realidades, del día a día; si lo miramos bajo esta prisma ya la cosa cambia, por un lado yo diría que eso de que tengamos que ser "la correa de transmisión" entre nuestros padres y nuestros hijos, es un poco cursi, con perdón, o más bien un poco obsoleto, lo queramos o no los prámetros vitales, de formación, de desarrollo, de competencia, etc. son totalmente distintos, contrapuestos y no tienen nada que ver al día de la fecha con los vividos por nuestros padres ni siquiera por nosotros mismos, la vida actual y no digamos la venidera no se parece en nada ni a la nuestra ni a la de nuestros padres; si que les podemos transmitir valores, respeto, amor al trabajo, dedicación, esfuerzo, moral, etc.para que, a nuestro juicio, se hagan unas "buenas personas", decentes y dignos, pero realmente todos lo asimilan y lo que es peor, quieren asimilarlo. Familias desectruturadas, droga, fracaso escolar, absentismo, sólo malviven el día a día sin preocuparse del mañana, no ven futuro, no le hacemos verlo, entonces ¿para qué se van a esforzar? además si lo tienen todo, no les falta de nada y por otra parte no les hace ilusión nada, no se esfuerzan en conseguirlo, chasquean los dedos y zasss ya lo tienen, ya lo consigueron como caído de los árboles, no hay ni premio ni castigo, todo por que sí, ¿eso es lo que priva hoy?, por tanto, ¿nuestras experiencias y comportamientos en verdad les sirven, los quieren?, sus valores son otros y sus aspiraciones... En fin, aunque os pareczca mentira visto lo visto y leído sigo pensando como vosotros, creo que es lo que tiene que ser pero a las pruebas me remito, asomaros a la ventana de la sociedad, mirad a vuestro entorno y vereis, todo lo demás poesía. Perdona la extensión, gracias de nuevo, saludos.

marimer dijo...

Hola de nuevo Dr. Baspelú:
¿ De veras importa si te conzco o no?. Yo contesto a los comentarios, no a las personas, y además dime: ¿se llega a conocer realmente a alguien aunque pasen mil años?. ja,ja,ja
Respecto a tu comentario te diré que me conformo con que se dejen transmitir ésos valores tan importantes para nosotros, pues a lo largo de sus vidas y dependiendo de sus experiencias ell@s irán adaptándolos según les convengan.(Con la madurez, una se ha ido dando cuenta de muchas cosas). Todo es cuestión de paciencia y tiempo.
Me basta y me conformo con que mis hijas sepan que tienen a su madre aquí, ahora y siempre y que estoy para apoyarlas y aceptarlas, a pesar de que no estemos de acuerdo en cosas.
Es lo que nos queda, ¿no crees?
Un abrazo y siento no haberte contestado en los otros comentarios; no volverá a pasar.

josealfonsomartínez dijo...

Mi mamá me mima.
Ana, mi mujer es mi mamá...
¡Demonios! Es, que después de todo lo aportado tanto en la entrada como en tus respuestas a los comentarios y las anotaciones del doctor... ¿Qué digo yo?
___________

Un beso, no obstante.

Dr. Baspelú dijo...

Y con ésto termino. Detrás de los comentarios siempre hay una persona,un actor, un autor... Pienso igual que tú, deseo que las cosas sean como tú las ves y creo, por lo menos lo intento, que hago lo que tengo que hacer para que ésto se cumpla, aunque a veces seguro que yerro. No recuerdo quien dijo que "tener fe es no querer enterarse de la verdad".Gracias por permitirme echar demonios fuera, tu sabes bien como pienso y a lo que aspiro, pero son horas bajas, malas rachas, como dice la gente, lo malo que han venido todas juntas en manadas; a joderse y a esperar tiempos mejores, ésto es lo que toca. Saludos cariñosos.

Dr. Baspelú dijo...

Hola de nuevo. Al salir de mi última entrada me he dado cuenta que mi comentario hacía el NÚMERO TRECE (13 comentarios) y no he podido resistir la tentación de cambiarlo volviendo a comentar. ¿Superstición?,llámalo como quieras; además no quisiera gafarte tu espléndido blog. Nunca he creido en estas cosas del malfario o como se diga, pero ahora por si acaso.Así que recibe 14 besos: 10 para tí, 2 para M.,2 para M., y un abrazo para P. Ésto de propina. Chiao.

marimer dijo...

Jose alfonso, simplemente con tu virtual presencia y tu participación ya es para mí importante, y ademas has sacado a relucir un aspecto que me hace evocar momentos muy dulces y añorados:"los mimos"
¿A quién no les gusta recibirlos?
¿A quien no le gusta tener a alguien a quien ofrecérselos?
Es la medicina más efectiva que conozco, nos cura cuerpo y alma
Un beso, te espero por aquí

marimer dijo...

Dr. Baspelú, tú sigue insistiendo que el Amor y el cariño siempre dejan huella aunque ésta tarde en aparecer o nos demos cuenta con el tiempo de que su presencia es más importante de lo que creíamos.
En algunas ocasiones nos damos cuenta demasiado tarde pero gracias a dios son las menos.
Un beso y el ánimo y la esperanza, AL CIELO

Tu hija dijo...

Mamá, eres mi ejemplo a seguir. Con tu ejemplo he aprendido que aunque nos tropecemos siempre con la misma piedra, hay que levantarse y dedicar una sonrisa a los que más quieres. Perdóname por todo en general, sobre todo por las contestaciones que a veces se me escapan. Pago mi mal humor con el primero que pillo, y la persona que siempre pillo eres tú, porque siempre estás a mi lado. Preopandóte por mi, cuidandome y sobre todo, queriéndome.
Enséñame a vivir la vida.
Te quiero.

Tu hija dijo...

Mamá, eres mi ejemplo a seguir. Con tu ejemplo he aprendido que aunque nos tropecemos siempre con la misma piedra, hay que levantarse y dedicar una sonrisa a los que más quieres. Perdóname por todo en general, sobre todo por las contestaciones que a veces se me escapan. Pago mi mal humor con el primero que pillo, y la persona que siempre pillo eres tú, porque siempre estás a mi lado. Preopandóte por mi, cuidandome y sobre todo, queriéndome.
Enséñame a vivir la vida.
Te quiero.

marimer dijo...

Con comentarios como éste, ¿qué más se le puede pedir a la vida?.
Gracias Mercedes, hija mía, por demostrarme que todos los sacrificios que con gusto hago, tienen su recompensa; poder miraros a los ojos y ver reflejado mi amor en ellos.
Prometo a mis seguidores que os las presento otro día.
UN BESAZO MUY GRANDE PARA LAS DOS
mamá

AnaLaprof dijo...

las joyas de nuestra corona... nuestro tesoro, el bien más preciado... las de los digustos, preocupaciones y sobretodo satisfacciones...
un besico marimer.

marimer dijo...

Querida Ana: ...y nuestra razón de ser, nuestras preocupaciones, cómo no, pero " nuestra vida ".
Que no nos falten nunca.....
Un beso

Victoria dijo...

Mercedes Checa, eres un cielo por dedicarle esas palabras a tu madre. Ojalá Alejandro sea la mitad que tú de bueno cuando sea mayor.

marimer dijo...

Seguro que sí, solo es cuestión de años y paciencia, mucha paciencia.Pero que te voy a hablar a tí, que eres una madre estupenda; solo nos falta que alguien que tú y yo sabemos nos vea desde las estrellas, ¿verdad?.
Ánimo y dale a tu baby mucho cariño, amor y disciplina, y sobretodo cuídate y no te desanimes que todo pasa.
"A cada edad, lo suyo"
Un beso. Marimer