martes, 6 de abril de 2010

AUN HOY...

Aún hoy, y a pesar de las pesadas losas que el implacable tiempo dejó caer, el recuerdo de su dulce mirada despliega coloridos destellos en el verdor de su otoño.
Su sonrisa; bello sinónimo de fiesta y jolgorio, celestiales cánticos de traviesos y rubios querubines jugando entre blandos cúmulos y suaves cirros.
Aún hoy, su sola presencia convierte el día gris e invernal en fragante tarde cálida de primavera repleta de trinos y suave brisa.
Aún hoy, el roce con su piel despierta a las miles de mariposas que, inquietas, dejan de dormitar en el fondo de su alma.
Aún hoy, su pausada y melódica voz se hace dorado llamador de emociones y sentimientos que creía perdidos y olvidados, muertos en el hastío de la negra noche.
Aún muere ante la cruel indiferencia, ante una mirada perdida en otro sueño, un beso lanzado al olvido y una suave mano que con dulzura lo espera.
Aún hoy…muere por él.

8 comentarios:

jefhcardoso dijo...

Yo soy un hombre común y desea publicar mis cartas, además de mi casa.
Yo no hablo español, pero voy a utilizar los recursos de traducción para la comunicación con usted.
Tengo poemas, cuentos y ensayos.
Le pido que lea uno, sólo uno.
Y si usted lee dice algo distinto, como quieras (sonrisa).

Un saludo y mis mejores deseos: Jefhcardoso

marimer dijo...

Hola jefhcardoso: bienvenido a mi humilde blog.
No entiendo muy bien lo que quieres, pero aquí estoy para echar una mano en lo que pueda.
Si lo que deseas es que te incluya en la lista de blogs; eso está hecho.
Saludos

jefhcardoso dijo...

Marimer, tu opinión es muy importante para mí. Estoy traduciendo este texto. Una persona que sepa el idioma me está ayudando. Pronto volveremos con las noticias. Abrazo y gracias por su atención!

Abraço!

marimer dijo...

Lo dicho; aqui estoy para ayudarte en lo que pueda.
Saludos

Jesús dijo...

Bello texto.

Al leerlo me ha hecho pensar en el alzheimer.
Seguro que no has escrito pensando en esto, pero es lo que a mí me ha venido a la mente.

Dos ancianos, sentados en una mesa camilla, él mirando la tele, y ella mirándole a él, esperando que todavía la reconozca de vez en cuando.

Un beso.

marimer dijo...

JA;JA;JA...me has hecho reír; con ganas, de veras...y te aseguro que, hoy por hoy, eso no es tan fácil.
No, esa no era la idea, pero bueno, es una buena posibilidad.
Esa es la función de escribir para los demás; cada cual ha de adaptar lo leído a sus vivencias y a sus sensaciones.
Me gusta tu idea, ummmm!
Gracias Jesús por tu visita.
Besos

vifran dijo...

Pues estoy con jesús, parece eso, una pareja de ancianos, aunque el hecho de ser anciano en el amor no va con la edad física,sino con los años compartidos, y anciano es sinónimo de puro, eterno....
Un saludo

marimer dijo...

Vifran; pues fíjate que yo el amor lo concibo como el rejuvenecedor por excelencia. No existe la palabra ancianidad referida al amor-ni siquiera asociado, como tú bien dices, a la pureza o eternidad-es innato a la ilusión, a la juventud del alma, a percibir la realidad con ilusión e inocencia de niño.
Pero bueno; son opiniones y éstas me encantan.
Muchas gracias.
Saludos