sábado, 2 de abril de 2011

SENTIR LA VIDA

Sentirte minuto a minuto, segundo a segundo de mi existencia es todo cuanto se puede pedir a la vida.

Sentir la dulce caricia aún sin que tus manos lleguen a rozar la piel, inventar cada mañana, cada día que el sol ilumina el rostro, sacarle colores al tiempo, sonrojar al amanecer, hacer míos los suspiros, las sonrisas…eso es sentir.

Rozar los cuerpos aún sin tocarse, ponerle alas al sentimiento, pensarte ahora mismo, antes, después y siempre tenerte cerca, aquí, a mi lado, sin que tu presencia sea cadena del alma sino rico néctar que lo alimenta. Volar liviana entre tus pliegues de amor; divino y humano amor.

Sentir es acariciar al viento que mece con dulzura tu cabello, girar el rostro ante tu oculta mirada que, pícara, observa entre bambalinas.

Sentir es pensar que siempre fue así, que no existe el pasado, ni el futuro, tan solo la frágil pero poderosa sucesión de momentos en los que nos amamos, con pasión, con desmedido poder pero con infinita dulzura como lo que somos hoy, ahora, siempre.

Sentir es comprender que no importan los sueños, los versos dedicados, las palabras que el viento pierde en implacable olvido, las promesas, los proyectos…es comprender que realmente nunca importó…pues tan solo una muda mirada llena de cariño y ternura es capaz de llenar mi existencia.

Sentir es encontrarnos en la esencia de una melodía, volar entre la perfección de su cadencia, fundirme en el aroma de tu voz impregnada en mi piel, llevarte dentro porque formas parte de este cuerpo al que das sentido, es no echarte de menos pues no existe la ausencia cuando todo lo que soy eres tú.

Sentir es dejarse llevar día a día de la mano, entre lágrimas y risas, entre embates y luchas y proclamar al mundo lo que siento, el amor que viste de gala todo cuanto forma mi vida.

Porque así lo siento y así lo vivo…..quiero sentir.

3 comentarios:

Mistral dijo...

Es difícil y a la vez un agradable descubrimiento, encontrar a alguien que sienta del modo en que lo haces tú.

¡Precioso!!

Besos Marimer, es un verdadero placer leerte y... visistarte.

marimer dijo...

Sentir, querido Mistral, es lo que les queda a los que, un día, decidieron que la vida vaga vacía sin amor...no importa si éste es correspondido o si yace intacto muy hondo en el alma.
Besos también para tí.

vifran dijo...

Hasta que llegó y eses momentos pasaron al mas cruel de los olvidos.