miércoles, 21 de octubre de 2009

QUERIDO OTOÑO

Por fin llegó el frío,el lento caminar de la nueva estación trajo sin prisas pero con contundencia nuevos paisajes en los que recrear la vida, los momentos que forman parte de nuestro existir.
Se impone el cambio, las largas tardes de verano se han ido replegando poco a poco, con modestia, casi sin molestar y las sensaciones percibidas se aferran como piel nueva al cuerpo y al alma.

Tiempo de otoño, bendita estación; nos ofrece la renovación de sentimientos, de sensaciones que dormían en el interior y que creíamos ya olvidadas. Nos permite el recogimiento interior, la reflexión de lo vivido y pasado, poner en marcha nuevos proyectos quizás en mente, pero siempre pospuestos. Nos abre la vida sus puertas ante la grandiosidad de su belleza, de sus colores, de sus frutos, de su especial forma de ser y existir.

Tiempo de concluir etapas en el alma y comienzo de otras nuevas, de retomar el pasado renovado y darle nueva forma con la arcilla del cariño, el respeto y el amor.

Tiempo de disfrute interior, de nuevas actividades al abrigo de otros escenarios, de búsqueda de la propia identidad, del "yo" entre el mundo y del mundo ante mí.

Tiempo de nuevos amores, nuevas ilusiones que subyuguen mi alma, de íntimos momentos a la luz de una vela o cómo no, de veladas eternas al calor y a la luz del hogar.

Bienvenido sea; que nos traiga lo anhelado, lo querido, la calma y la paz que todos ansiamos, que todos buscamos. Que nos haga un hueco en su bello paisaje para poder formar parte de él.
.... Prometemos no defraudarle.

14 comentarios:

Ana dijo...

El otoño es una estación melancolica y gris, aunque sus colores dorados reflejan el atardecer presuroso del alma y el calor de los amantes que se abrazan ante el inminente frio.
Un beso!

Howard Eff. dijo...

Ves como si puedes y sabes, espléndido. Ánimo y gracias por atender mi sugerencia. Al igual que en la estación otoñal, a renovarse, nueva fuerza, nuevos hitos, nuevos amores... Saludos corsiales.

AnaLaprof dijo...

AMIGA... Con tus tiempos nuevos de renovación has hecho primavera de la estación marrón... precioso...
muasssss.

marimer dijo...

Querida Ana: siempre asociamos el otoño con un tiempo de tristeza, melancolía, pero nunca nos hemos detenido a respirar su esencia, a detenernos y admirar en silencio todo cuanto nos ofrece.
Ahora es el momento, disfrútalo...
Un beso

marimer dijo...

Gracias Howard Eff.:
Quizás sea la lluvia, el frío que nos pilló a todos por sorpresa o las ansias de cambio que todos tenemos, pero bueno, surgió al igual que el manantial fresco nace de repente en la montaña.
Un saludo y gracias por tu apoyo.

marimer dijo...

Hola, querida AnaLaprof:
Me alegro de leerte; eso es lo importante en la vida, buscar de cada momento, cada día, algo bonito con lo que irse a dormir, y el otoño nos ofrece algo más que eso, solo hay que escarbar un poco y....
Un besazoooo

D´Paula dijo...

Preciosa entrada, preciosas sensaciones, preciosa nostalgia de los días estivales, preciosa intimidad de las tardes otoñales, preciosa la canción de Serrat. Una entrada ideal para estos días en que comienza la dulce tristeza de los campos húmedos de llanto de cielo.
Un beso

Jesús dijo...

Con esos sentimientos has pintado una sonrisa a la tristeza del otoño.

Un beso.

marimer dijo...

Gracias D´Paula; eso es precisamente lo que me sugieren estos días, intimidad, recogimiento pero a la vez apertura del alma para llenarla de sinceros sentimientos.
Un beso

marimer dijo...

Hola Jesús:Lo importante es que la sonrisa la pudiera dibujar en las personas que están a mi lado; pero sonrisas sinceras, de las que nacen en el fondo del corazón.
Un beso

JORGE dijo...

Has dado en el clavo con el tema y la canción que la acompaña. Este tema del maestro Serrat es un cántico a la estacíón que acaba de llegar a nuestras puertas de una patada, sin esperarlo, de repente. La balada es la canción del otoño, la que anida en su seno melancolía, la que viene preñada de nostalgia, la que nos pinta el cuadro con sus envejecidos tonos marrones y grises.

Sabes que amo la primavera, que soy veraniego, pero el otoño me hace sentir una profunda catarsis interna en la que me reconozco, me escudriño, me analizo, me reinvento, me gusto...

El otoño es la ceniza del verano, el residuo que deja paso a una vida de luz y color, que allá por marzo, hará que todo explote de nuevo en una inagotable cascada de colores y luces. Pero antes; la lluvia, el fuego del hogar, la chimenea, la luz tenue, la palabra comedida, la cercanía, el chaquido en el suelo de hojas moribundas... ...el otoño...

marimer dijo...

Hola Jorge
Difiero contigo en pensar que el otoño sea la ceniza del verano, puesto que éste es más rico en sus manifestaciones.
Sí es verdad que invita al recogimiento y a disfrutar de la vida de forma muy diferente a la estación que acabamos de dejar, pero no por eso debe resultar triste ni apagado.
Te invito a que este año lo vivas con nuevos ojos.
Un beso

ufff43 dijo...

Me encanta tu blog ! enhorabuena por tanta sensibilidad, respecto al otoño siempre me gustó su luz y sus colores más serenos y no tan radiantes y vigorosos como el verano, como esa madurez sabia que se ve en las personas que vivieron y supieron aprender.

un abrazo y te sigo

marimer dijo...

Gracias ufff43, por tu visita y tu comentario, yo te visito tambien a través de tus amigos y tambien me gusta mucho lo que reflejas.
Muchas veces no sabes si enlazar con otras personas porque no sabes de sus gustos o preferencias,pero ya que veo que no te importa, lo hago yo tambien.
Un saludo