lunes, 28 de diciembre de 2009

POR FIN...ADIOS


Te queda muy poco tiempo; tan solo un suspiro y yo solo sueño con tu partida.
Tu adios vendrá plagado de fiesta, de luces y risas; de brindis y besos,total felicidad; pero bien sabes- pues me conoces- que habrá una mirada que sombría te observe, irónica y desafiante, plagada de odio, rencor y amargura.
Trajiste con el frío invierno luces de colores, fuegos artificiales para hacer brillar mi cielo, suaves sedas para acariciar mi piel, pero tu venganza se gestaba lentamente, solo distraías mis ojos y mientras desnudabas el alma, la dejabas indefensa, sola.
Me perdí entre los días, las horas; fuí golondrina feliz entre floreados árboles, susurré al viento mis secretos y volé entre nubes de algodón.
Tú, mientras tanto, planeabas tu venganza, preparabas el cóctel de veneno e hiel, y al llegar el estío, me impregnaste de su esencia, convertiste parte de mi vida en hielo quebradizo, tan ruin y malvado como el zorro astuto que vigila a su presa.
Por eso, hoy te espero; paciente, con sorna. Tu adiós será inminente, tan solo unos días y quedarás relegado al olvido, encerrado en arcón viejo y desvencijado, cubierto de moho y de maldiciones.
No siento remordimiento; tú ya dejaste tu huella en mí; vivirá conmigo eternamente, despiadado y cruel legado el que dejas, maldito seas, maldito por siempre.

11 comentarios:

AnaLaprof dijo...

Chiquilla Marimer apañá va el alma que se enfade contigo...jeeee.
Entierra lo que debas que amaneceres, por fortuna, cada día uno....

Menuda la chiquita Marimer....
Muasssssss...ya queda poquito.

Walter Portilla dijo...

Querida Merces, espero que esa amargura que brota de tu alma en este escrito sea sólo un recuerdo, o tu yo poético, que a veces suele llegar cuando menos se espera.
De todas maneras, todo pasa, así como llega. Las cosas más insulsas dejan una pequeña huella; pero el tiempo cura todo, dicen, y suele, lo he visto, ser cierto.
Te abrazo Merces, acompañándote en tus palabras, que no sea tan amargo el camino.
Un beso y un abrazo enormes, gracias por tu saludo por fiestas, te tengo presente.

Anónimo dijo...

Querida Marimer:luchadora y fuerte te veo en la entrada, mirando al que se vá de reojo, desafiante, con mucha esperanza puesta en lo venidero.También yo estoy deseando perderlo de vista, pues su huella no ha sido buena, pero ¡pobre tiempo! No?, siempre le echamos la culpa de todo, y él sólo se encarga de ir pasando, grano a grano, la arena de nuestra vida, que es la que, realmente nos duele.
Ciertamente emotivas tus palabras, quiero afrontar al que llega con la misma fuerza que veo que tienes tu. Un beso y felicidad . c .

Jesús dijo...

Cada año siempre nos trae cosas buenas y malas.
Espero que las cosas malas que te haya dejado este año que se va, se vayan diluyendo poco a poco, y que se vayan convirtiendo en una herida curada, puede que con marca, pero curada.
También espero que el año que entra sea tu mejor amigo, y solamente te traiga cosas buenas.

Un beso que llegue a ti el día 1 de enero a las 00:00:01 (así soy el primero).

marimer dijo...

Hola Ana y Walter; sí, la verdad es que tengo bastante carácter pero como dice Walter es mi yo poético el que habla.
Todos los años nos traen cosas positivas y negativas, pero éste no ha sido especial por nada en concreto.
Siento haberos preocupado, no todo lo que escribo es autobiográfico.
Un besazo y feliz año nuevo.

marimer dijo...

Querido anónimo c. a alguien habrá que echarle las culpas, siempre se busca la cabeza de turco que menos nos duela. Hoy le tocó a los años porque a su paso lo destruyen todo.
Lo siento por ellos,ja,ja,ja
Feliz año nuevo
Un beso

marimer dijo...

Graaaaacias Jesús, huy, huy qué buenos deseos.
Los guardo en cofre sin llave, no se los lleve el viento,ja,ja,ja.
...Y tu beso también; me lo llevo a cenar para que se estampe en mi mejilla al acabar las campanadas.
No te quepa duda.

Meiguiña dijo...

Me gusta este adios y si me lo permites lo hago mi, como deseo que se vaya y un nuevo año vea la luz y me de, te de, les de a todos felicidad y amor..

Feliz 2010

Bicos meigos

marimer dijo...

Y si no felicidad y amor, al menos, tranquilidad y sosiego, paz de espíritu para afrontar la vida.
Muchos besos Meiguiña y Feliz Año Nuevo.

Ana dijo...

Pues si dejo una mala huella quizás el nuevo año te traiga una huella que sea viva y bella.
Un beso!

marimer dijo...

Todos los años traen cosas buenas y malas; así es la vida.
El problema es que dejamos que las malas perduren en nuestros recuerdos y las otras no.
!lo que tenemos es que cambiar el chip!!!!!
Gracias Ana por tus deseos.
Feliz Año Nuevo